Los efectos del aborto

Actualizado: 29 sept 2021

Nadie que pertenezca a un sistema familiar puede ser excluido. La familia funciona como un campo de información y conciencia, por lo que todos tienen el mismo derecho a vivir, crecer, ser reconocidos y cuidados.


Sin embargo, sabemos que en las familias, frecuentemente, se excluye a miembros que provocan dolor en la familia y en su conciencia.


Los niños abortados, los entregados en adopción, y, a menudo, los niños discapacitados, son excluidos por el dolor que representan. Reflejan algo de nosotros que no queremos asumir... Nuestra falta de responsabilidad o nuestros conflictos morales...


Quizás pensemos que es posible excluirlos, ya que, muchas veces, nosotros hemos sido excluidos de alguna manera. Pero, esa exclusión, tiene un fuerte impacto en el campo espiritual que llamamos SISTEMA FAMILIAR.


Todo el que sea excluido, será olvidado bajo la LEY DE PERTENENCIA que unifica a todos por igual...


Representado por otro miembro sin que él perciba lo que está sucediendo.


Normalmente, para la mujer tener un aborto es siempre muy doloroso, aun cuando no ha sido consciente del embarazo o haya sido provocado. A veces, no se hace duelo y se desea olvidar cuanto antes, ya que produce mucho dolor.



Es impensable que, cuando una madre decide abortar, también interrumpe el vínculo con el padre. Muchas parejas al realizar una interrupción del embarazo, no se dan cuenta de la interrupción de la pareja, y se distancian.


He podido observar innumerables veces, cómo la pareja se separa y queda un resentimiento entre ellos que impide otro tipo de proyectos.

En los hermanos es muy importante ocupar el lugar correcto en el sistema familiar. Cuándo se produce un aborto o varios, sobre todo, antes del primer hermano vivo, afecta al lugar de todos los hermanos. Si no se tiene en cuenta, genera confusión y conflicto.

Supongamos que hay un aborto antes del primer hermano vivo que se considera el mayor. Este hermano, inconscientemente sabe que no es el primogénito, para él este lugar que no le corresponde se convierte en una carga. En este ejemplo, su lugar correcto sería el segundo.


Cuándo un niño presenta déficit de atención, nerviosismo, insomnio... puede que esté reivindicando a su hermano excluido.


Para las personas que han tenido algún aborto provocado, es especialmente importante hacer el duelo de ese hijo, ya que normalmente está bloqueado, negado. Los padres llevan en su vida, esa culpa de forma inconsciente... y se manifiesta con problemas amorosos, de fertilidad, trabajo o dinero.


En este caso, el MÉTODO NAILAH trabaja para que la persona abra su consciencia y asuma lo ocurrido, acoja a su hijo abortado desde el amor y se reconcilie con él.


Es fundamental poder mirar lo ocurrido con todas sus consecuencias para el hijo y para la pareja, sin negar el dolor.


El hijo no nacido, es el símbolo de no dejar el resultado de la unión de padres, o lealtades a tus ancestros y patrones seguidos inconscientemente generación tras generación.

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo